Un hombre se hizo pasar por médico, cuando no lo era, y ejerció en el hospital

02:22 - sábado 21 de abril del 2012

Un hombre se hizo pasar por médico, cuando no lo era, y ejerció en el hospital

Un estudiante avanzado de medicina se hizo pasar por médico y ejerció varios meses en el hospital de Basavilbaso. Según pudo saber RIEL FM el hombre, joven de unos 30 años, ingresó al centro asistencial de la ciudad como parte del Programa de Formación Obligatoria para quienes tienen todas las materias aprobadas, pero se descubrió que adeudaba tres.

El hombre cubrió, en los últimos meses, la mayoría de las guardias en el "hospital de todos". En enero pasado cobró notoriedad pública cuando recomendó una derivación al hospital "San Roque" de Paraná ante un problema metabólico muy grave que afectaba a una pequeña, y que hizo sospechar que estuviese afectada por el síndrome Urémico Hemolítico. El hasta hace algo más de cuatro semanas "médico" cursó la totalidad de las materias de la carrera de Medicina en Rosario, pero adeuda -según información a la que accedió la radio de Basavilbaso- Psiquiatría, Clínica y Pediatría.
Para ingresar al hospital de la ciudad del riel mintió e hizo creer a todos, incluso a su familia, que se había recibido. Al fuerte poder de convencimiento le agregó una fuerte dosis de contrición al trabajo, "no tenía problemas de hacer guardias...no había domingos ni feriados para él", comentó un trabajador; su simpatía le abrió camino a establecer relaciones y lograr -en poco tiempo- ganarse el afecto de la mayoría de los colegas y demás integrantes del equipo de salud pública en la ciudad del riel.
Al poco tiempo de comenzar se mostró interesado por la cirugía, al punto que fue el motivo por el que se hicieron consultas ante las más altas autoridades de Salud Pública de la provincia para ver la posibilidad de que se autorizara al hospital local para que hiciera la residencia como cirujano.
A esa altura la mentira había llegado lejos, muy lejos. Y el supuesto "error" en el número de matrícula que había presentado comenzó a despertar sospechas, las que se atenuaban cuando "con frialdad dijo en varias oportunidades que cuando hiciera un poco de tiempo viajaría a buscar los papeles..."esta cuestión me tiene re podrido", decía en los pasillos", recordó un trabajador consultado por un cronista de RIEL FM.
"Cuando el Dr. (Sergio Giordanengo) se tomó unos días de licencia por la interna del Frente para la Victoria (era precandidato a Intendente) toda la verdad comenzó a saltar a la luz", prosiguió el trabajador que pidió que su identidad se mantuviera en reserva. "La Dra. Alfaro puso blanco sobre negro, y le dijo que "o presentaba los papeles o no tenía más lugar en el hospital. Pero hasta que terminó el "interinato" el "doctorcito" siguió trabajando, solo que ya no recetaba ni firmaba internaciones no externaciones, algo que hizo durante un buen tiempo", prosiguió.
Las sospechas de que todo era una mentira se confirmarían cuando al Dr. Giordanengo, con datos precisos sobre las materias cursadas y aprobadas, organizó una reunión urgente, la que se hizo en su despacho de Director del hospital, y donde el tono de voz utilizado por momentos fue tan alto que llegó a escucharse desde la galería de acceso al nosocomio. Testigos aseguran que fue en esa reunión que el "médico" se quebró y reconoció que era un impostor, que no tenía el título y que adeudaba materias.
La falsedad en documento oficial y intrusismo profesional en el que incurrió demostraron enormes falencias en los controles de Salud Pública, y hasta el día de hoy, que RIEL FM, lo pone a la luz se mantuvo inexplicablemente en silencio.


Comentarios